EL GRAN PODER DE CONMOVER

Todos hemos visto y si no es así no tardes en hacerlo, la preciosa, emocionante y conmovedora gran obra maestra de Disney Pixar “Wall-e: batallón de limpieza”. Y es que, no es posible obviar un post donde se haga referencia exclusivamente al gran film que recaudó miles de millones de dólares en la gran pantalla.

Para hablar de Wall-e no se puede evitar hacer referencia a la dramática moraleja que se transmite; el escenario donde se desarrolla la acción, es supuestamente nuestro planeta. Un mundo totalmente desierto, desolado y despoblado de cualquier muestra de vida natural. Es el reflejo de las actitudes de una sociedad despreocupada por el medio ambiente, la naturaleza y todo aquello uqe no esté relacionado con el ocio y el dinero.

Además, es importatísimo hacer referencia a la romántica y preciosa historia de amor que sucede en el film. Una historia entre Eva, una robot enviada a nuestro planeta a encontrar algún indicio de vida terrestre, y el protagonista, Wall-e, que es el único robot que habita el planeta, junto a su amigo el grillo. Ambos se enamoran en una historia en la que sólo los gestos, sonidos inarticulados y demás artimañas son los protagonistas de sus “conversaciones” y encuentros.

Durante el transcurso de la película, se muestra como la raza humana, habita en una especie de nave espacial, donde han construido sus cómodos hogares, en los que no necesitan caminar, ni hablar, ni moverse lo más mínimo. De ahí que se les caracterice a todos como obesos mórbidos que sólo se alimentan de comida basura y viven pendientes de sus móviles, ordenadores y medios electrónicos.

A partir de aquí se concluye el transfondo crítico que Disney Pixar realiza de la humanidad en este film. Una crítica en contra del consumismo y los hábitos enfermizos de vida que cada vez más ocupan a los seres humanos. Por no hablar también del mal uso que hacemos de nuestro planeta y las posibles consecuencias que éstas podrán acarrear a largo plazo a nuestro mundo.

En definitiva, y para concluir este post, decir que en mi opinión esta película es una de las grandes, al menos de las creadas por Pixar, donde tanto niños como mayores, disfrutan, cada uno a asu manera, de las críticas, chistes y sobre todo, de la emoción y la exaltación de sentimientos que un simple robot, que ni siquiera habla, hace por medio de la gesticulación y articulación de sus miembros. Una película que no puede faltar en nuestra filmografía y en la casa de ninguna familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: